¿Retomamos esto o qué?

26 de octubre de 2015. Última entrada del blog. Ya han pasado varios cónsules, docenas de kalendas y nosecuántos idus. El blog de SAPERE AUDE, que nos ilusionó durante un tiempo, nos dejó de ilusionar del mismo modo. Otros retos se nos interpusieron por el camino y lo abandonamos, sabiendo, eso sí, que ahí estaba para cuando quisiéramos volver.2013-04-15 17.50.45

¿Y si ha llegado el momento de volver?

Se lo preguntaremos a los alumnos, a ver qué les parece; a mí me han vuelto las ganas, las redes sociales están llenas de noticias y materiales nuevos, cada vez más ricos para nuestros intereses.

El lunes veremos.

Nuestro amigo Cicerón nos tiene unas cosas que decir

marco-tulio-cicerc3b3n-03

Nuestro compañero Fran nos ha remitido al correo este  video repleto de frases que el gran Cicerón ha legado a la humanidad.

Cada cual que elija la suya, hay para todo y para todos.

Que sirva esta entrada para animar a más alumnos a subir lo que crean conveniente a este blog y a los de 2º para que se vayan animando a participar este año en el Certamen Ciceronianum. Igual nos vamos a Italia y todo.:

YA ESTAMOS AQUÍ DE NUEVO



Lo prometido es deuda.

Ayer comenzamos el nuevo curso 15/16 y, como dijimos al finalizar el pasado, nos proponemos relanzar este año nuestro olvidado SAPERE AUDE. Y esta mañana, preparando la clase de 2º Bachillerato de Griego, rebuscando papeles en las ondas telemáticas, me he encontrado con un viejo artículo (A mis alicaídos alumnos de Humanidades) de este mismo blog en el que alumnos de Humanidades y de Ciencias se enzarzaban allá por el 2011 en una interesantísima discusión sobre la validez de aquellas, las Humanidades, en este nuestro mundo tan tecnológico. Y me ha servido para cargar las pilas y comenzar el curso con nuevos bríos y con tantas ganas como aquel 2001.

Y para empezar, os invito a que leáis las reflexiones que la colega Ana Peña se planteaba hace ya un par de años sobre la eterna pregunta que nos hacen los alumnos a comienzo de curso. ¿PARA QUÉ SIRVE EL LATÍN?.

Y con este provocador artículo hemos comenzado las clases así, «provocando» (del latín PRO-VOCARE: llamar para hacer salir, estimular, desafiar, provocar) en la espera de que nuestros alumnos sepan responder (del latín RE-SPONDERE: contestar, asegurar que algo se va a cumplir, con re-spuesta y re-sponsabilidad).

 

Ahí os dejo con el artículo:romano con pc

Para qué (me) sirve el Latín (y el Griego)

 Desde hace mucho tiempo, los amantes del Latín y del Griego nos empeñamos en tratar de convencer al mundo de las bondades de estas dos lenguas con afirmaciones tan válidas como inútiles: que si sirven para «estructurar» mejor el pensamiento, que si ayudan mucho en el aprendizajes de otras lenguas (romances y alguna no romance también), que si es muy útil para los nombres científicos, que si … La pregunta «¿Para qué sirve?» nos aplasta siempre, nos pongamos donde nos pongamos.

Como consecuencia de ello, desde hace bastante tiempo, mucho tiempo, no pierdo el mismo tratando de que el asno saboree la miel que se le ofrece (aquí solo aludo al conocido refrán, sin más connotaciones).

Sin embargo, Homo sum y vuelvo, cual Sísifo, a intentar subir la piedra de nuevo a la cúspide de la montaña, aún a sabiendas de que, posiblemente, seguramente, ciertamente, volverá a caer rodando por la ladera y esta vez puede ser que hasta me pase por encima. Me da lo mismo.

Ahora bien, nadie espere razones tan sesudas como las aludidas en el primer párrafo. Voy a hacer una lista con razones propias que, de ninguna manera, pretenderá responder a la tan odiada y odiosa pregunta ¿Para qué sirve?Una lista que no doy por finalizada y que, si lo creéis conveniente, podéis ayudarme a completar por medio de los comentarios. El orden de las afirmaciones tampoco indica relevancia alguna.

Para qué me sirven el Latín y el Griego:

  1. Para ser mejor con mis semejantes.
  2. Para que los demás crean que soy más listo de lo que soy.
  3. Para saber que no soy tan listo como los demás creen que soy.
  4. Para que me miren como un bicho raro.
  5. Para presumir utilizando latinismos y expresiones latinas correctamente.
  6. Para reírme de los que usan latinismos y expresiones latinas incorrectamente.
  7. Para sentirme privilegiado.
  8. Para entender a Homero o Virgilio en toda su plenitud.
  9. Para ver impresionantes historias donde los demás sólo alcanzan a ver piedras y ruinas.
  10. Para sonreír cuando se habla de obras actuales de cualquier tipo «con originales argumentos» que, en realidad, no esconden más que otra revisión del mito.
  11. Para indignarme cuando veo que no hemos aprendido nada del pasado.
  12. Para reírme en vida de la vida (y de la muerte).
  13. Para intuir que enfermedad padezco gracias a la etimología. Esto no siempre es bueno.
  14. Para quedarme estupefacto ante el nombre de algunos locales y productos con nombre grecolatino.
  15. Para comunicarme, en ocasiones, en twitter con mensajes que sólo pueden ser entendidos por un reducido grupo de también privilegiados.
  16. Para no preguntar idioteces como la de “¿Para qué sirve el Latín?”
  17. Para gozar haciendo jornadas de convivencia con colegas.
  18. Para disfrutar más intensamente de cualquier cosa que leo y, en especial, de la poesía llevado de la mano de la Etimología.
  19. Para sentirme totalmente realizado en todos los aspectos cada vez que consigo que mis alumnos se queden con la boca abierta.
  20. Para sentirme totalmente realizado en todos los aspectos cada vez que mis alumnos me dejan con la boca abierta.
  21. Para maldecir a quien haya que maldecir con vocablos que el ignorante puede percibir incluso como halagos.
  22. Para llevar un decente nivel de vida, sin que nadie me haya tenido que regalar nada y sin tener que engañar a nadie.
  23. Para saber que no hay nada nuevo bajo el sol.
  24. Para tratar de no hacer una tragedia del acto más insignificante.
  25. Para intentar convencer cada año a alumnos, padres y compañeros de que la opción de Humanidades no lanza a sus hijos al profundo Hades.
  26. Para saber que nada es verdad ni mentira totalmente.
  27. Para saber, antes que nadie, que el Papa Benedicto XVI ha renunciado.
  28. Para saber quién es un idiota y quién un hipócrita.
  29. Para acertar respuestas de concursos varios.
  30. Para saber que “Ser un buen Anfitrión” no es necesariamente un halago.
  31. Para no confundir “troyanos” con “griegos” cuando se habla de programas informáticos que se introducen ocultamente en nuestros dispositivos.

Salutem plurimam!

Os prometo más

 

Scribiturus uos salutat

No sé si el título dice -hacía mucho que no abría una gramática latina- lo que yo quise decir: «El que va a escribir os saluda». Curiosa forma de presentarme, aunque no es la primera vez que mis palabras visitan este espacio: ya lo he hecho en algún comentario. Pero ésta es la primera vez que, recogiendo el guante que Javi -profesor de hace tantos años y amigo- me lanzó hace unos días, escribo como colaborador.

Pero hoy, por ser el primer día, os propongo un pequeño juego, que podríamos llamar -no es el nombre que le dieron sus creadores- “Entre diosas anda el juego”. Ludere audetis? ¿Os atrevéis a jugar?

Pues vayamos a la página del Proyecto Palladium:

http://recursos.cnice.mec.es/latingriego/Palladium/2_publico/espb16ac02.htm

¿Qué tal? ¿Fue fácil o difícil?

Salue!

AQUÍ SEGUIMOS

Sí, sí, estamos un poco paradillos pero aquí seguimos. Tras el regreso de Roma (ya hablaremos de ello) parece que el frío nos tiene un poco aletargados, pero no. Lo que pasa es que estamos trabajando en la sombra con el material que hemos traído del Lacio y eso nos está llevando mucho tiempo y alguna cana.

Queremos preparar algunos vídeos sobre el viaje, vídeos que estrenaremos, por supuesto, en este blog en cuanto nos parezcan dignos de ser vistos.

Lo prometemos.

¿Complejo de Edipo, yo? Mamá,….. ¿a que no?

Los fieras de 4º de la ESO están trabajando estos días el ciclo mítico tebano, todo lo que les ocurre a la familia de Edipo. Interesantísimo. Yo, si tuviese que vender el libro de Sófocles, lo haría así: LEA, LEA USTED UNA NOVELA POLICÍACA EN LA QUE EL ASESINO, EL POLICIA QUE LE BUSCA Y EL JUEZ QUE LE JUZGA ES EL MISMO…..TODOS LOS ESPECTADORES LO SABEN…..Y ÉL NO. «EDIPO REY», 2.500 AÑOS EN LA CARTELERA….ALGO TIENE QUE TENER. (Firmado: Sigmund Freud)

&

Lo prometido es deuda. Del curso pasado se quedó en el tintero esta entrada que hoy recobramos:

Algunos se visten con Vittotio&Lucchino, o con Dolce&Gabana, hay incluso quien escucha a Andy&Lucas mientras lee un libro de Plaza&Janés y come los caramelitos del dibujo. Sí, ya sabemos que la & significa Y pero … ¿de dónde viene?.

PRÓXIMAMENTE EN SUS PANTALLAS

Ya estamos de regreso. Tras el largo verano y una pequeña convalecencia que impedía al autor manejar con agilidad sus dáctilos, ya estamos aquí de nuevo, y con las pilas recargadas. Este nuevo curso vamos a hacer de SAPERE AUDE una página más activa que el año pasado, con noticias, debates, aportaciones de alumnos, etc. O, al menos, eso pretendemos.
Lo dicho, permanezcan atentos a su pantalla.