A TODO UN CLASICO, IN MEMORIAM.

Andaba yo este verano por esos mundos de Dios(es) cuando me enteré de la muerte del gran Javier Krahe. Hace cuatro años también me pilló la muerte de otro grande, Facundo Cabral, de viaje allende los mares. Casualidades de la vida, o de la muerte.

Tuve la ocasión de escuchar a Krahe las navidades pasadas en  un garito de León y entre toses y risas nos hizo pasar una velada inolvidable. En este blog hemos usado de él en alguna ocasión y no podíamos dejar pasar la oportunidad que nos brinda http://portalclasico.com  para homenajearle.

Ahí va eso, para todo un clásico, in memoriam.

Homenaje a Javier Krahe. La otra versión de la Odisea

No cabe duda de que los clásicos han inspirado a infinidad de escritores y poetas, desde los Góngoras y Quevedos, pasando por el Romanticismo y hasta Borges, Antonio Prieto y Aute. Carece de sentido intentar abarcar aquí las épocas en las que han tenido presencia o los artistas de cuya poesía asoman; de modo que aquí mencionaremos sólo a uno: un poeta que forma parte de ese grupo en que pervive la leyenda clásica —lo cual no es decir mucho—, pero uno de los inadvertidos, un poeta disfrazado de cantante cuyo nombre y talla siempre han sido evocados junto a una sonrisa, y cuya trayectoria profesional jamás se ha apartado de lo singular.

Carátula de La Mandrágora
Javier Krahe ha sido compañero de micrófono de Joaquín Sabina y Alberto Pérez en la que muchos llamanla época dorada, en la Mandrágora; cuando cerrarón el local, no dejó de actuar, casi siempre en solitario; pocas veces vería huecos entre el público de sus actuaciones, y su ritmo de trabajo de cara al público era agotador, con actuaciones muy seguidas, incluso diarias, durante más de 30 años, en locales muy conocidos por ello como el Café Central o la Sala Galileo de Madrid. Eso durante las tres estaciones más frías del año porque, como se ha visto hacer a pocos cantantes, se tomaba religiosamente unas vacaciones en los meses estivales, de la que con frecuencia salían, según contaba en sus actuaciones, letras de nuevas canciones. Y como sucede con muchos cantautores, la música que acompañaba sus letras era poco más que acompañamiento para su poesía, aunque la melodía fuera precisamente lo único inmutable de éstas, siendo responsable el propio Krahe de modificar in situ y sin previo aviso la letra de sus canciones, como si sus composiciones no tuvieran ningún valor o fueran tan flexibles como se quisiera, dándole a sus letras una improvisación más propia del Jazz que de los recitales.

Javier Krahe

A menudo, antes de cantar una canción, le contaba al público cómo se le había ocurrido escribirla: se subía al escenario con los músicos que le acompañaban y se llevaba un vaso largo a la boca, del que sorbía pausadamente para humedecerse la voz; se pasaba la mano por la cara, rápidamente, de arriba abajo, aprovechando para mesarse la barba, y se ponía al otro lado del micrófono. Comenzaba a charlar consigo mismo, para el público, y contaba cómo, en un día de sol, en su casa del sur, acostado en una hamaca y con un vaso de algo en una mano, cogía un libro: la Odisea de Homero. Entonces, tal vez, le hablaba al público de su infancia, de la suya propia, sus traspiés por la escuela, o sus primeros años en la universidad; de cómo le habían obligado a leer grandes tostones de la literatura clásica, a leerlos, no a entenderlos; siempre con cara de gran asombro, como si aún percibiera las anécdotas desde su yo infantil, pero siempre serio; desenfadado, serio y tranquilo. Y puede que terminara con su introducción: «vamos a empezar con una que ya tiene bastantes años, que sucede hace 2700 años; en la parte de Grecia…. Acompañada con un coro de lobos de mar. Va en jónico… en corintio… ». Comenzaban primero entonces los instrumentos, la guitarra de Javier López de Guereña, o quizás una cuchufleta, el silbato de las chirigotas, o tal vez Andreas Prittwitz le daba el pie a Krahe:

«No sé cuál es más bella si
la mar, la vela o la estrella y
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
la vela, la estrella y la mar.

Yo como Ulises he sido
de Penélope el marido
y me alejé de esa joya
por unirme a Agamenón,
que iba a la guerra de Troya,
¡me pedía el cuerpo acción!»

Así comenzaba la conocida canción de Ulises, que tras idear el ingenioso caballo de madera y el furibundo Aquiles, vuelve rumbo a Ítaca.

Javier Krahe
«Fueron diez años
y me volví para casa
puse de Ítaca el rumbo
y ya sabéis lo que pasa
dando un tumbo y otro tumbo
Y ¿qué queréis que uno haga
si al primer tumbo me tumbo
en el lecho de una maga?
»

y tras pasar por Calipso y Circe, llega a las costas de Polifemo:

«Sopla un viento contrario
y doy con un sanguinario
cíclope vil, Polifemo.
Aunque me tuvo a su antojo
era un borracho y un memo.
Le clavé un palo en el ojo.
“Nadie”, gritaba, “me ciega”,
Nadie gritaba: “acusica”.
Con Poseidón no se juega
y naufrago hacia Nausica.
»

para, finalmente, llegar a Ítaca y darle un nuevo final, más verídico y también feliz, a la historia.

«Ítaca al fin, veinte años,
Ítaca al fin, no son nada,
unos cuantos desengaños
y es el mar agua pasada.
Me disfracé de mendigo,
vi a Penelope casada
con un antiguo enemigo.
Y ahora soy un ex marido,
y un ex padre, y he sabido
que guardó un tiempo mi ausencia
bordando, que era un primor,
que se agotó su paciencia,
que rompió su bastidor.
En uno de sus repentes
y a uno de sus pretendientes
parece ser que le dijo:
“Padre serás de mi hijo
y tendremos otros varios.
Ulises, si es que regresa,
se llevará una sorpresa,
me lo dictan mis ovarios.”
Y ahora, perdido mi rumbo,
ahora voy adonde sea.
Un tumbo doy y otro tumbo
y prosigo mi Odisea
en otras tristes canciones
sólo Hermes y Atenea
comparten mis libaciones.
No sé cuál es más bella si
la mar, la vela o la estrella y
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
la vela, la estrella y la mar.
»

Javier Krahe
De esta manera, el ínclito y maravilloso, el de los dedos vertiginosos, el rock duro de Javier Krahe, en palabras de Joaquín Sabina, jugaba con la ironía y la crítica, pervertía la seriedad con sus canciones, desdibujaba la línea existente entre el humor blanco y el negro; sus cuentos podían recordar a los de los fabulosos Les Luthiers, y los escribía a base de versos y ripios cargados de un lirismo feroz que compartía con su compañero de letras, Georges Brassens. El pasado 12 de julio falleció, y desde aquí queremos recordar su persona con esta canción, Como Ulises, que tanto se ha usado en las aulas para presentar al poeta de poetas.

Maestro Krahe, SIT TIBI TERRA LEVIS. Descansa en paz, o no, que tiene que ser muy aburrida, y a ti te iba más la caña, ron de caña. Y si es en Itaca, mejor que mejor, o con las sirenas, o con Calipso, incluso con Circe, que era más viciosa.

Os dejo aquí el enlace para poder ver el video de esta curiosa canción:

Jasón y sus argonautas cabalgan de nuevo

 

Tomamos prestada de nuestros colegas del magnífico blog LA TUNICA DE NESO la siguiente noticia, que esperamos se haga pronto realidad:

La Paramount trabaja en un nuevo remake de “Jasón y los argonautas”:

argonautas

Según la información recogida en la web The Tracking Board, Paramount Pictures estaría desarrollando ya un proyecto para llevar próximamente a las pantallas una nueva versión de “Jasón y los argonautas”, la mítica película dirigida en 1963 por Don Chaffey.

Susan Landau figuraría al mando del proyecto en la producción, mientras que el guion le habría sido encargado a Christopher Hollier, conocido por su participación en trabajos como Elementary, Alias o 666 Park Avenue.

El film de 1963 es especialmente recordado por los efectos especiales de Ray Harryhausen, destacando sobre todo la legendaria secuencia de la lucha a espada con los esqueletos.

La Fox ya inició en 2008 un proyecto titulado The Argonauts, que pretendía aprovechar el auge que estaba experimentando el género “de espadas y sandalias” y que iba a culminar con el remake de “Furia de Titanes” de la Warner Bros., pero el proyecto no tuvo desarrollo y quedó estancado.

 

La trama de la película gira en torno al relato clásico de la expedición de Jasón y sus hombres a la Cólquide en busca del vellocino de oro. Jasón inicia este viaje con el objetivo final de recuperar el trono de Yolco y desterrar a su tiránico tío Pelias. Por el camino tendrá que sortear numerosos peligros y amenazas, tales como las peligrosas harpías, el gigante de bronce Talos, la temible hidra de siete cabezas o la ya mencionada lucha contra los siete esqueletos.

Recordemos una de sus escenas más memorables. ¡Ojo a los efectos especiales!:

https://youtu.be/MOZK4MiIMZM

RTVE con la Cultura Clásica

Magníficos documentales nos promete la cadena pública sobre INGENIERÍA ROMANA: acueductos, foros, calzadas, anfiteatros, circos desfilan con unas magníficas explicacioncoliseonievees y unas recreaciones digitales sorprendentes.

Pasan los documentales por la 2 (no sé día y hora, creo que los sábados por la tarde). Si no lo pilláis, podéis verlo en la aplicación de rtve a la carta, pero sobre todo  merece la pena que entréis en este enlace, con 3-D incluido.

http://rtve.es/ingenieriaromana

 

 

Nuestro amigo Cicerón nos tiene unas cosas que decir

marco-tulio-cicerc3b3n-03

Nuestro compañero Fran nos ha remitido al correo este  video repleto de frases que el gran Cicerón ha legado a la humanidad.

Cada cual que elija la suya, hay para todo y para todos.

Que sirva esta entrada para animar a más alumnos a subir lo que crean conveniente a este blog y a los de 2º para que se vayan animando a participar este año en el Certamen Ciceronianum. Igual nos vamos a Italia y todo.:

EL “NOSTOS”: SAPERE AUDE VUELVE. QUE TIEMBLE EL MARISMAS….

Bueno, aquí estamos de nuevo. Hace siglos que no  visitamos estas páginas de SAPERE AUDE, otros desafíos informáticos nos tienen ocupados  (videos en youtube y edición de libros digitales absorben por completo nuestra, única, neurona) y los cachorros del departamento no acaban de levantar el vuelo. ¡Qué se le va a hacer!. Paciencia, Catilina, paciencia.

 Acabamos este curso 2014 /15 con la promesa de retomar este blog cara al curso próximo en el que vamos a eliminar libros de texto y demás papelajos; a ver si somos capaces de convertir el blog en aquello para lo que nació, una herramienta de trabajo.  Vamos a utilizar este canal de SAPERE AUDE para ir dejando en él diferentes pinceladas de los diferentes temas que nos toque trabajar y vamos a convertirlo en el ágora de participación (obligatoria si hace falta, se acabó la democracia) de nuestros alumnos, aunque no dejará de ser tampoco el escaparate en que los interesados, de casa y foráneos, puedan ver las aventuras de Ulises o  Héctor en el fragor de la batalla, o las nuevas noticias de este mundo tan nuestro..

Nada mejor que retomar nuestro viaje con unos videos que nos invitan a emprender un viaje, placentero, por el Mediterráneo, lleno de aventuras y experiencias. Nuestro guía, el mejor: KOSTANTINOS KAVAFIS, y su maravilloso VIAJE A ITACA, y varias versiones: al griego nos lo cuenta el mismísimo Agamenón; al italiano, con música de MADREDEUS; al catalán, LLUIS LLACH, otro grande; al castellano,PATRICIO ANABALÓN, un desconocido para mí : griego, italiano, catalán y castellano, cuatro lenguas mediterráneas y un solo mar verdadero, el MARE NOSTRUM, esto si es que una trinidad, más IVA, y, como decimos en Santoña, ¡SANTA TRINIDAD!.

Aquí os dejo con los videos, disfrutadlos, escuchadlos como a sirenas atrayentes, gozadlos como a calipsos sugerentes, dejaos encantar como con circes embaucadoras y, si al final no llegáis a Itaca, ¡qué coño más da!, ya hemos disfrutado durante la travesía:

Grecia, a vista de pájaro

Echadle una ojeada a este trepidante vuelo sobre Grecia: desde sus islas más blancas hasta sus cimas más elevadas, en un vuelo maravilloso, su historia y su presente, su arte y su mar. Así comenzaban los Juegos Olímpicos de Atenas allá por el 2004: no os perdáis a partir del minuto 7 la lucha, olímpica, y nunca mejor dicho, entre el ayer y el hoy, con el sonido del tambor y los cientos de bouzukis trinando y esperando al gran Mikis.

Cuando aquello, los griegos eran buenos y su euro valía como el alemán.

O tempora, o mores!, que diría el bueno de Marco Tulio.

Heráclito y Benedetti

                                  Preparando la entrada anterior sobre  Heráclito y bañandome en ese río en el que te bañas no una sino mil veces que es Internet, he encontrado este curioso video en el que el genial poeta uruguayo Mario Benedetti topa con nuestro viejo Heráclito y le utiliza. Os dejo la voz de Benedetti y la canción de José Antonio Rodríguez. Lo clásico, siempre presente:

ERASE UNA VEZ….la civilización griega

No sé yo si a vosotros aquella serie de televisión de ERASE UNA VEZ EL HOMBRE os queda ya un poco “demodé“, me parece a mí que sí. Eran unos dibujos animados la mar de instructivos y a los niños de hace unos cuantos años (y a los mayores también)  les vino muy bien para conocer la historia universal.

Mirad estos ejemplos que nos ilustran la historia de Grecia con una impresionante capacidad de resumen. En tres partes nos explican los grandes  acontecimientos de la civilización griega y logran dejarnos una sonrisa en la boca. Espero que os gusten: