LA ALERGIA A LA POLÍTICA DE HERÁCLITO, EL OSCURO

                                    Ramón irigoyen, en su divertido libro LAS ANÉCDOTAS DE GRECIA. MACEDONIA DE HUMOR (ed.Planeta) nos cuenta divertidas historietas de famosos personajes de la cultura griega clásica. Fijaos lo que dice de Heráclito, el filósofo que nos dejó aquello de que no te puedes bañar dos veces en el mismo río y que Panta rei, o sea, que todo fluye.

           Yo creo que este hombre ya se olía algo de lo que muchos siglos después iba a pasar en su patria, Grecia, y en  todo el Mediterráneo, Hispania incluída, sobre cómo iban a actuar los políticos con las cosas de la polis. Leamos a Don Ramón:

                           Los efesios le pidieron a Heráclito  que colaborase en la reforma de la legislación, pero él despreció el ofrecimiento -sus padres nunca lograron que diera a nadie las gracias- porque le parecía que el Estado estaba viciado de raíz y, en consecuencia, no tenía arreglo. Se alejó de la vida pública, refugiándose en el templo de Ártemis y jugaba a las tabas con los niños. Se le acercaron unos paisanos y Heráclito les increpó con estos términos:

                                    -¿De qué os extrañáis, canallas?, ¿no es mejor hacer esto que participar con vosotros en la vida civil?

             A buen seguro que el elemento éste de Heráclito estaría hoy manifestándose en la plaza Sintagama de Atenas, o en Madrid contra los  y llamando de todo menos guapos a la clase política, y seguro también  que iría acompañado del perroflauta más insigne de la historia, el pasota de Diógenes, el cínico.

Nota para los alumnos de 1º Griego: ofrezco un punto ( o si se prefiere, un bocata en la «Tropi», al que me traduzca la inscripción de la imagen de arriba. Va en serio.

This entry was posted in anécdota, GRIEGO 1º BCHTO, personajes by Javier Bonet. Bookmark the permalink.

About Javier Bonet

Soy casi cien kilos de logófago empedernido y 1.85 de verbívoro impenitente. También, y parodiando al poeta Silvio, me considero un "servidor del pasado en copa nueva, un eternizador de dioses del ocaso". Me gustan la gente y los desiertos. Y escribir, y leer, y hablar, y el Instituto Marismas y todos sus marismeños.

Comments are closed.