CURIOSIDADES

Tenemos nueva entrada: para este año, intentaremos acercaros cada semana alguna curiosidad del mundo clásico, algo que nos llame realmente la atención de aquellos griegos y romanos. Por ejemplo, ¿sabíais que el primer emperador, Augusto, tenía tal miedo a  ser envenenado que cogía él mismo los frutos del árbol?.

Bueno, pues dicen las lenguas viperinas que la arpía de su señora untó con veneno unos higos cuando aún estaban en el árbol del que Augusto tenía por costumbre cogerlos personalmente; ella comió los buenos y le ofreció a su querido esposo los envenenados; Augusto cayó enfermo y al poco tiempo murió. Cosas del destino.

Es que hay mucho higo de..

La semana que viene, más.

This entry was posted in curiosidades by Javier Bonet. Bookmark the permalink.

About Javier Bonet

Soy casi cien kilos de logófago empedernido y 1.85 de verbívoro impenitente. También, y parodiando al poeta Silvio, me considero un "servidor del pasado en copa nueva, un eternizador de dioses del ocaso". Me gustan la gente y los desiertos. Y escribir, y leer, y hablar, y el Instituto Marismas y todos sus marismeños.

Comments are closed.