Sobre la educación

Educatio, educationis, del latín educere, “guiar, conducir“, o de educare, “formar, instruir“. Eso dice la Biblia de la informática sobre este término tan usado y, por tanto, tan gastado del mal uso.

Os dejo unas cuantas máximas sobre el tema, en latín, of course, con su traducción:

Quo semel imbuta recens, servabit odorem testa diu (Horacio): Una vasija nueva conserva largo tiempo el olor del líquido que la impregnó por primera vez.

Quod discis, tibi discis (Petronio): Lo que aprendes, lo aprendes para ti.

Bene nati, bene vestiti et mediocriter docti (Dicho tradicional en Oxford): Bien nacidos, bien vestidos y mediocremente instruidos. 

Multa non quia difficilia sunt nonaudemus, sed quia non audemus sunt difficilia (Séneca): No es que no intentemos muchas cosas porque son difíciles, sino que son difíciles porque no las intentamos.

Timendi causa es nescire (Séneca). La ignorancia causa el miedo.

This entry was posted in latinajos by Javier Bonet. Bookmark the permalink.

About Javier Bonet

Soy casi cien kilos de logófago empedernido y 1.85 de verbívoro impenitente. También, y parodiando al poeta Silvio, me considero un "servidor del pasado en copa nueva, un eternizador de dioses del ocaso". Me gustan la gente y los desiertos. Y escribir, y leer, y hablar, y el Instituto Marismas y todos sus marismeños.

Comments are closed.