LA TIERRA PARA EL QUE LA LABORA

Hoy os recomendamos un curioso libro sobre curiosidades y válgame la redundancia. Se trata del GABINETE DE CURIOSIDADES ROMANAS, de J.C. Mc.Keown, del que os iremos entresacando algunas perlas, y que podéis leer en la biblioteca del Insti.

Comencemos con algunas curiosidades teniendo como fondo el tema de la tierra, el AGER, AGRI, de la 2ª.

EL MEJOR ABONO: se calcula que el ejército de Mario mató en el 102 a.C. a cien mil germanos en la batalla de Aquae Sextiae, al sur de la Galia. Y dice al respecto Plutarco: de los de Marsella se cuenta que con los huesos cercaron sus viñas, y que la tierra, gracias a los cadáveres que se pudrieron en ella y a las abundantes lluvias que cayeron ese invierno, quedó abonada de tal modo y tan llena de materia en descomposición que rindió pingües cosechas durante varios años.

PERAS EN EL OLMO: En Tívoli vimos un árbol cargado de frutos de todas clases. En una rama daba nueces, en otra bayas, en otra uvas, peras, higos, granadas y distintas variedades de manzanas; pero no tuvo larga vida (Plinio).

EN TIEMPO DE CRISIS, RECORTES: Venda el vino y el trigo que le sobre; venda los bueyes viejos, las vacas canijas, las ovejas canijas, la lana, los pellejos, la carreta desvencijada, las herramientas viejas, al esclavo anciano, al esclavo enfermo, y cualquier cosa que esté mal. (Catón).

El próximo tema, la medicina.

This entry was posted in curiosidades, Roma by Javier Bonet. Bookmark the permalink.

About Javier Bonet

Soy casi cien kilos de logófago empedernido y 1.85 de verbívoro impenitente. También, y parodiando al poeta Silvio, me considero un "servidor del pasado en copa nueva, un eternizador de dioses del ocaso". Me gustan la gente y los desiertos. Y escribir, y leer, y hablar, y el Instituto Marismas y todos sus marismeños.

Comments are closed.